opinón, diversión e información

participa, infórmate, comenta, opina y reacciona sobre las noticias más cercanas y que más te afectan de Peñarroya-Pueblonuevo

miércoles, 28 de noviembre de 2012

el interventor de la Junta señala a Griñán como responsable del fraude de los EREs


Por primera vez le acusa de «cebar sin descanso la corrupta partida presupuestaria» pese a sus advertencias

A. R. V. / M. C. BC DE SEVILLA. Día 24/11/2012


El ex interventor general de la Junta de Andalucía tiró ayer de la manta. Manuel Gómez Martínez, el hombre que supervisó durante una década las cuentas de la administración andaluza, aseguró ayer a «los titulares de la Consejería y de la Viceconsejería» de Hacienda durante los años del fraude -José Antonio Griñán y Carmen Martínez Aguayo- no sólo no combatieron las irregularidades que él mismo denunció reiteradamente, sino que «antes al contrario, cebaron sin descanso la corrupta partida presupuestaria de los ERE».

Pese a que alertó hasta en quince informes diferentes de las irregularidades que se estaban cometiendo en la Junta de Andalucía, Gómez Martínez ha sido señalado en las conclusiones de la comisión parlamentaria de los ERE como uno de los culpables del fraude, ya que el dictamen le reprocha -en un párrafo aprobado con los votos del PSOE e IU- que no acompañase a sus escritos de un informe de intervención, lo cual hubiera permitido, según la citada comisión, que se detuviese el fraude.

Su reacción no se ha hecho esperar. Hoy mismo ha enviado una carta - consúltala íntegra en este enlace - al presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia, en la que asegura que las conclusiones de dicha comisión son «un fraude que se une al inmenso fraude de los ERE».

Tras defender su actuación, asegura que Intervención advirtió hasta quince veces de las irregularidades y «ninguno de los destinatarios de las auditorías hizo absolutamente nada durante diez años (que se dice pronto) para corregirlas», agregando que «este descuido, probablemente punible, es la verdad de este asunto, señor presidente, y lo demás son monsergas».

Tras lamentar que la comisión de investigación ha utilizado a su persona «como patalla tras la que esconder las vergüenzas de políticos corruptos de la peor especie», se refiere a los «sucesivos miembros del Gobierno de la Junta de Andalucía» que recibieron sus informes -entre ellos, el propio Griñán- como «verdaderos responsables, por acción u omisión, del más vergonzoso caso de corrupción de nuestra historia».

La comisión de investigación de los ERE se cierra sin que el Pleno apruebe un dictamen (EUROPA PRESS 
28.11.2012 en rtve.es)
-El informe situaba la responsabilidad directa en Francisco Javier Guerrero
-El único partido en apoyar el dictamen de la comisión ha sido el PSOE-A
-Mientras, IULV-CA y el PP-A lo han rechazado

La comisión de investigación sobre las irregularidades en expedientes de regulación de empleo (ERE) tramitados por la Junta ha cerrado cinco meses de trabajo sin que el Pleno del Parlamento andaluz haya logrado aprobar este miércoles un dictamen final ante las diferencias irreconciliables entre los partidos.

El único partido en apoyar el dictamen que emanó de la comisión ha sido el PSOE-A (sin mayoría absoluta en la Cámara), mientras que PP-A e IULV-CA lo han rechazado.

Tras un debate marcado por el cruce de acusaciones entre los tres grupos políticos, el dictamen sometido al Pleno de la Cámara ha contado únicamente con el voto a favor del PSOE-A, mientras que IULV-CA y PP-A lo han rechazado.

En él se situaba la "responsabilidad política directa" del caso de los ERE en el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, que es lo que planteó desde un principio el grupo socialista.

Sin embargo, PP-A e IULV-CA (socio del PSOE-A en la Junta) no estaban de acuerdo con que la responsabilidad política se situara exclusivamente en ese exdirector general.

Así, el grupo popular ha mantenido para el debate del dictamen en el Pleno, como voto particular, sus propuestas de conclusiones, en las que situaba como máximos "responsables políticos" al presidente  de la Junta, José Antonio Griñán, y a su antecesor en el cargo, Manuel Chaves. También incluía, entre otros, a los consejeros de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Avila, y de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo.

Izquierda Unida también ha mantenido como voto particular la ponencia de síntesis que elaboró el presidente de la comisión de investigación, Ignacio García, en la que se situaba la "responsabilidad política de primer nivel o máxima magnitud" en los  exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández y también se incluía la del exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá y  la de Guerrero.

Una comisión sin acuerdo
La de los ERE ha sido la primera comisión de investigación creada en el Parlamento después de 17 años y, sin embargo, los grupos no han logrado el acuerdo en relación con sus conclusiones, tras cinco meses  de trabajo.

En la comisión de investigación han comparecido una  treintena de personas, entre ellas, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán; su antecesor en el cargo, Manuel Chaves; consejeros del actual Gobierno andaluz; exconsejeros, y el propio Guerrero, el principal imputado por la justicia en este caso.

Las intervenciones de los grupos han estado llenas de reproches de unos contra otros sobre el resultado de la comisión de investigación. Así, el portavoz del Grupo Popular, Carlos Rojas, ha iniciado su intervención pidiendo a Griñán que "dimita ya" por considerar que hoy es "más responsable" de este "fraude millonario" que antes de empezar la comisión de investigación creada en la Cámara autonómica para determinar las responsabilidades políticas en "el mayor caso de corrupción de la historia de España". 

Rojas ha confiado en que sea la justicia la que ponga "a cada uno en su sitio" y ha explicado el voto del PP-A en contra del dictamen propuesto por la comisión porque mantiene su "coherencia", algo que, a su juicio, no han hecho ni PSOE-A ni IULV-CA, que han preferido "su supervivencia política" y los "sillones" a sus valores y principios.

"Si PSOE-A no quiere pedir perdón ni asumir su culpa y si IULV-VA quiere cargar en su mochila 10 años de fraude a cambio de poder, allá ellos; pero sí les puedo decir que el PP-A seguirá luchando contra la corrupción porque, además, no estamos solos: tenemos a millones de andaluces a nuestro lado", ha concluido.

Por su parte, la diputada del PSOE-A Antonia Moro, que ha defendido el dictamen emanado de la comisión de investigación, ha censurado la actitud "bochornosa y lamentable" del PP-A, que ha "fracasado" en su estrategia de dictar una "sentencia" contra el Gobierno andaluz y su presidente, José Antonio Griñán.  

El PSOE-A dice que es una decisión "legítima"
Moro ha querido dejar claro, ante todo, que dicho dictamen ha  surgido de la voluntad mayoritaria y legítima de la comisión de investigación, y ha apuntado que si bien respeta la visión y la posición de IULV-CA (socio del PSOE-A en la Junta) con respecto al resultado, no la puede compartir ni en el fondo ni en la forma, porque ante todo está el respeto a una decisión legítima emanada de la citada comisión.

Para Antonia Moro, "nadie puede poner en duda el intenso trabajo que ha desarrollado la comisión de investigación durante varios meses, de forma modélica y ejemplar, demostrando su utilidad y transparencia de cara a la ciudadanía".

El portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, ha asegurado que el "fracaso" de la comisión de investigación "no se arregla ni pidiendo perdón en televisión", culpando de dicho fracaso a PP-A y PSOE-A por mantener desde el principio hasta el final una posición "inamovible", que les ha llevado a poner la comisión "al servicio de sus discursos".

Castro ha indicado que los socialistas "se han liado una manta a la cabeza, se han puesto una venda en los ojos y han realizado una defensa de los suyos, perdiendo una oportunidad de oro para reconocer los errores cometidos".

En cuanto al PP-A, ha mantenido una posición "inamovible de máximos, sin posibilidad alguna de cambios", son el único objetivo de "erosionar al PSOE y erosionar a un gobierno echando a pelear a sus socios".

El pleno de la cámara ha rechazado el dictamen final de la comisión
RADIO SEVILLA, cadena ser  28-11-2012
-Sólo el Psoe ha votado a favor porque, paradójicamente con el voto contrario del pp, logró que el texto sólo responsabilizara al ex director general de Trabajo
-Los populares han preferido que no haya dictamen y deja la máxima responsabilidad en ex consejeros de la Junta, como quería Izquierda Unida. El resultado, les ha advertido el presidente de la comisión Ignacio García, es decepcionante.


El pleno del Parlamento andaluz ha rechazado hoy el dictamen final de la comisión de investigación sobre los ERE irregulares de la Junta de Andalucía después de que PSOE, IU y PP no hayan logrado consensuar un texto ni sobre lo investigado ni recomendaciones para el futuro.

El dictamen final fue rechazado por 61 votos -del PP, que lo considera insuficiente, y de IU, que no está de acuerdo con los cambios a que ha sido sometido- frente a los 47 del PSOE, que lo apoyaban, tras la modificaciones aportadas.

La discrepancia crucial entre estos grupos parlamentarios se ha centrado en el alcance de las responsabilidades políticas por estas ayudas irregulares, que también investiga la Justicia, ya que mientras el PP las ha elevado hasta el presidente andaluz, José Antonio Griñán, y su antecesor, Manuel Chaves, el PSOE las ha rebajado al ex director general de Trabajo Javier Guerrero.

IU, formación que exigió la constitución de esta comisión como condición para su acuerdo de gobierno con el PSOE, ha señalado como máximos responsables a los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y José Antonio Viera.

El presidente de la comisión de investigación, Ignacio García Rodríguez (IU), no ha podido disimular su decepción por este final y ha denunciado que modificaciones del PSOE y del PP han mutilado del texto inicial que él redactó un 20 por ciento de los hechos investigados y un 60 por ciento de las conclusiones.

"Este acuerdo va a acarrear una decepción para el pueblo andaluz, va a minar la credibilidad en sus instituciones, algo que estamos obligados a repararlo", ha asegurado.

El portavoz del Grupo Popular, Carlos Rojas, ha leído la afirmación del ex interventor general de la Junta de Andalucía de que advirtió en quince ocasiones a tres consejerías distintas de estas irregularidades, que calificó como "el mayor caso de corrupción de España", y ha espetado: "Después de esto lo que queda es decir señor (José Antonio) Griñán dimita de una vez".

Tras recordar que la Cámara de Cuentas y el Consejo Consultivo de Andalucía han cuestionado la legalidad de estas ayudas y que el propio Gobierno andaluz ha anulado las que estaban pendientes, le ha preguntado a Griñán: "¿Que más tiene que pasar en Andalucía para que usted asuma su responsabilidad política?"

A los diputados de IU les ha recordado que "los valores no se mercadean por sillones de gobierno" y le ha preguntado a su máximo dirigente, Diego Valderas, si "no se avergüenza" de haber perdido la "pasión" con la que exigía responsabilidades políticas a Griñán una vez que ha alcanzado la Vicepresidencia de la Junta de Andalucía.

Para la diputada socialista Antonia Moro, esta comisión "ha situado el listón muy alto" en parámetros de "transparencia" tras las comparecencias de un expresidente y de un presidente de la Junta de Andalucía y ha opinado que su trabajo ha sido "serio y riguroso".

Ha acusado al PP de "haber intentado, desde el minuto uno desprestigiar" estos trabajos y le ha criticado que haya asumido esta "actitud bochornosa" cuando, ha resaltado, "no pueden darnos ejemplos en Andalucía de comisiones de investigación" porque no las promueven "allí donde gobiernan".

"Su estrategia político-judicial de alterar la situación institucional ha fracaso y por eso le han dado una patada al tablero", ha apostillado a los diputados populares.

Moro ha enfatizado "la coherencia" mantenida por el grupo socialista y ha asegurado que la comisión ha cumplido pulcramente los objetivos que se le marcaron.

José Antonio Castro (IU) ha opinado que los diputados autonómicos tendrían que "reconocer" que han "fracasado" y ha responsabilizado "al tacticismo partidista" del PSOE y del PP de que esta comisión no haya esclarecido "el mayor caso de corrupción de la historia" de la Junta.

Ha acusado al PSOE de haberse puesto "una venda en los ojos en la defensa de los suyos" y de haber mantenido "una postura de mínimos" que, en su opinión, ha frustrado que esta fuera una comisión de investigación pionera y ejemplar en España.

Respecto al PP, ha denunciado que se ha dedicado "a intentar erosionar por encima de todo" al PSOE y a intentar "echarse a pelear" a los dos socios del Gobierno andaluz "y de ese carro no se han apeado".

Les ha recriminado que en Madrid hayan defendido "el paripé de una comisión de investigación de tres días" sobre el caso Madrid Arena, y ha concluido denunciando que PSOE y PP hayan eliminado 103 párrafos del dictamen al que han transformado en "un relato incoherente".



El presidente de la comisión de los EREs siente "vergüenza" por el resultado final
E. F en ABC DE SEVILLA Día 27/11/2012
«No me parece ético que se mutile el informe», denuncia Ignacio García apuntando al PSOE

El presidente de la comisión de investigación de los ERE, Ignacio García, de Izquierda Unida, confesó este martes que siente «vergüenza» del resultado final de esta iniciativa parlamentaria, que finalmente se cerrará sin dictamen. En una entrevista con Canal Sur Televisión, García criticó la «mutilación» auspiciada por el PSOE de apartados importantes del informe propuesto por la presidencia de la comisión, como que el interventor de la Junta había advertido en quince ocasiones de las irregularidades en la gestión de los fondos de Empleo, o que existía «una absoluta falta de control donde nadie sabía lo que estaba haciendo Guerrero», en alusión al exdirector de Trabajo Francisco Javier Guerrero.

«No es para estar orgullosos», el resultado final es «un tremendo motivo de decepción», afirmó el diputado de IU, que aludió al «mandato de los ciudadanos de que esta comisión tenía que llegar a conclusiones y establecer un realto coherente de lo ocurrido».

El presidente de la comisión no quiso pronunciarse ahora sobre si IU, como socio del Gobierno andaluz, ha perdido confianza en el PSOE, aunque sí dijo que se debe abrir «una reflexión sobre qué ha ocurrido». «No hay que dejar pasar esto como si nada hubiera sucedido», insistió García, que concluyó que la stuaciòn «no deja en buen lugar a nadie».

Ignacio García defendió el informe propuesto elaborada por la pesidencia, en el que se señala la «responsabilidad solidaria» de los consejeros José Antonio Viera y Antonio Fernández, como jefes de Guerrero, aunque cuestiona la posición del PP, que pide que se incluya entre los responsables del fraude a los presidentes de la junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán. «Decir que Griñán y Chaves lo sabían todo es meterse en el terreno de la intuición. No se ha probado nada en ese sentido», subrayó.

Por otra parte, Ignacio García negó que el desenlace de la comisión haya originado fisuras en la coalición izquierdista.

El dictamen final mutilado será presentado, «que no defendido», mañada por el presidente de la comisión de investigación ante el Pleno del Parlamento, y posteriormente votado con la anunciada oposición de PP e IU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada